sábado, 28 de diciembre de 2013

Noventa centímetros para ser dos

  Es en la madrugada, cuando los sonidos yacen reposando en los brazos del silencio, justo en ese instante, en el que escucho tu sincopada respiración y esta, marca los tiempos de mis pensamientos. En ese preciso momento, en el que me deslizo con la mirada, paseando por las facciones de tu cara, relajadas, abandonadas a un tierno sueño. En ese preciso "tic" del segundero,  todo merece la pena. Se insufla a mi pecho una misteriosa brisa, que me convierte en capaz de derrotar al fantasma de las circunstancias, a las renuncias obligadas, a la pena... Todo tiene sentido frente a lo intrincado de tus rizos, respirando al son que boga el vaivén de tu respirar.
  Me deslizo furtivo bajo las sabanas de tu cama, adormezco mi razón sobre tu infantil pecho, sofreno a la avariciosa angustia y me abandono a tu inocente aroma. Siempre, cada noche sin falta me pregunto, como puede ese cuerpecito infundir tanto calor a mi helada alma, conferir tanto poder a tan cobarde voluntad.

  Es en noches frías como esta, de un frio ajeno a los termómetros, de esas que hielan el deseo de vivir. Es en noches como esta, que me refugio en tu futuro, me adormezco en mi deseo de adherirme sobre ti. Son noches como esta, las que me obligan a
no rendir.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Paranoias de una noche que pretendio ser larga.

Sentir sin vivir
 Recordar sin dejar de sufrir
Deseos sudorosos
 Desde  una manta olvidados
Seguro que me olvidas, yo no seré capaz
Nacer para morir,
Fumar sin consumir,
 Camino sin final,
 Sofá de larga espera
  Primavera tras invierno
 Yo mirando tu perfil,
Perfilando mí derrota.
 Mentirosa la verdad,

 La  que me empuja a recordarte.

jueves, 26 de diciembre de 2013

AÚN....

Aún, no avisa, aparece de repente y como relámpago te enamora.
Aún, es un tu y yo pretendiendo ser un nosotros. Es poner cara de tonto y decir : "me encanta que me encantes".
Aún, es demasiado tiempo cuando hablamos de añorar. Cuando pretendemos seguir con nuestras vidas y mirar hacia otro lado a pesar de que aún no somos capaces.
Aún, puede llegar a ser lo único que mantiene una sonrisa sobre nuestro rostro. Es temblar cuando aún no soy capaz de borrar de mi memoria aquella noche, es recordar aquella sábana blanca rendida sobre tu pecho.
 Aún, es a veces una forma sutil de reconocer que no puedo, que no deseo olvidarte, es tan solo recordarme que lo mejor que me ocurrió fue caminar por aquel callejón encharcado, que la risa de tu boca fue medicina para mi alma.
Aún, es la esperanza de volver a verte beber malibu con piña y también el irresistible deseo de compartirlo de nuevo de tus dulces labios, mientras que el mundo nos confirma que somos el uno para el otro.
Aún, es temblar al contacto de tu piel, es desear que el tiempo se desvanezca al  compas de tus caderas.
Aún, a veces se disfraza de  tal vez, tal vez me haya enamorado, tal vez no debería decírtelo, tal vez tenga miedo a perderte.
Aún, es una mala consejera cuando  añoramos y se que estas lejos. Cuando  aún no te puedo ver y aún no me acariciaras.
Aún ha dado a luz a esta carta y  esta noche llora tu ausencia y  aunque tiene lágrimas en los ojos, no quiere parar de llorar porque sabe que el llanto y el recuerdo es lo único que aún le queda.
Aún, soy yo añorándote.

 Aún, espero que seas tú arrepintiéndote.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Disolucion

El coche pareció encogerse, retraerse sobre sí mismo, como si incluso el supiera de lo inevitable de este momento. Comencé a sentir un extraño magnetismo, una imperiosa necesidad de disolverme sobre sus labios, de olvidar que el mundo tiene sus reglas y que a veces sale caro transgredirlas.
 Me embarque cual Odiseo inocente en el viaje de sus labios, en la dulce fragancia de su cuerpo, en esa misteriosa sensualidad que desprende su mirada. Me aleje con rumbo incierto. Rendido,
disfrute del lento balanceo de sus labios sobre los míos, soñé con perseguirlos hasta la frontera más alejada de su piel, hacia el más recóndito escondrijo que su ropa escondía.
 Me perdí en el recuerdo de cada momento compartido, en cada sonrisa asomada al balcón de su boca, a cada brillo de sus radiantes ojos; me perdí entre las rocosas costas de mi deseo y desee encallar para siempre.

Fue un leve susurro, una puñalada en forma de palabra, un “Vale” agridulce el que me hizo despertar, recordar que los ángeles les están vedados a los simples mortales. Fueron tan solo cuatro letras las que rompieron la inconsciencia de la pasión y desterraron este momento a un estrecho y ajado baúl llamado recuerdo.

viernes, 20 de septiembre de 2013

El Viejo

   El viejo miraba sin ver, vivía sin querer, sentía sumido en la mas indolente espera; el viejo más bien parecía una figura de cera, impasible, inmutable, sintiendo como la muerte se acercaba en su búsqueda y sin fuerzas para escapar de ella. El tiempo lo había convertido en eso, un viejo más, en una fría y aséptica cama de hospital, un ser desahuciado aguardando el final, una vida acabada, incapaz de aportar nada.
  Te aislaba al mirarlo  del estruendo de sonidos que el hospital emitía,  de alguna manera transmitía una sensación  de paz.  No hablaba, quizá no tuviera nada importante que decir, tal vez había aprendido por el camino difícil que las lecciones no se enseñan sino por fuerza de esa ley no escrita del tropiezo y vuelta a empezar  o, simplemente, no tuviera fuerzas para hacerlo.
  El viejo comenzó a  ejercer en mi una atracción magnética, impulsaba a mi mente a elucubrar  en que historias habría detrás de ese cuerpo demasiado cansado de luchar. Cuantas lecciones de vida habrían tras esas encallecidas manos, el peso de cuantos reveses soportarían esos hombros un tanto arqueados, en que amores y desamores habría detrás de esos brillantes ojos azules que, como un reducto de un pasado mas dichoso, se resistían a reflejar su avanzada edad.
  Ese armazón
testigo de un mejor pasado, trastoco mi interior, descorcho esa fina capa impermeable tras la que tendemos a aislarnos de las preguntas para las que no tenemos respuesta, me hizo pensar en lo nimio de esas diatribas que consideramos importantes, a percibir por un instante el verdadero sentido de la palabra miedo. Miedo a la irrelevancia, vértigo a desaparecer de los corazones y las memorias de un mundo ingrato que un día nos convierte en actores principales de la obra para arrojarnos al más triste de los olvidos cuando nos volvemos incapaces.

El viejo dejo en mi una huella indeleble, tal vez, quiero pensar necesitaba ser recordado y de alguna manera que se me escapa me uso para perdurar, quien sabe…

miércoles, 12 de junio de 2013

Estatuas de sal

  Si de algo nos ha de servir esta travesía por el desierto que estamos viviendo, esta situación límite que una gran parte de nuestra población está sufriendo en propia carne, en definitiva  esta palabra tan recurrente llamada crisis, debiera ser para que ciertos comportamientos que hasta ahora habíamos consentido, o por lo menos ante los cuales habíamos mirado hacia otro lado desaparecieran y nos hicieran ser más capaces como sociedad y como pueblo cuando comience esa tan deseada remontada y que, no debe ser algo que venga de fuera o fruto de un entorno internacional favorable- que también- sino de una capacidad por parte de nuestra sociedad de ser competitivos y capaces de hacer sostenible un estado del bienestar duradero en el tiempo.
  Tengo la mala costumbre de fijarme en los pequeños detalles de las cosas y mientras la gente despotrica contra las altas cúpulas financieras, la ineficacia soberana de este o aquel partido político y en fin de esas cosas de política a lo grande ; yo en cambio me he dado en poner el ojo en esas pequeñas estructuras que precisamente por pequeñas puedan pasar inadvertidas, en esos pequeños espacios que deja el sistema para la triquiñuela y la pequeña estafa, en fin para esos pequeños males endémicos que individualmente quizá no tendrían más importancia y que de seguro no darían para encabezar ninguna portada de periódico, pero que en mi opinión , debieran ser extirpados y solventados con máxima premura.
Llamadme voyeur pero, llevo días observando el comportamiento de la bibliotecaria y bibliotecario de la biblioteca pública de los Alcazares y día tras día mi indignación ha ido" in crescendo" pues los susodichos empleados municipales destacan por su desidia y su indolencia, pasan el día sentados en la silla de su escritorio jugando a diversos juegos de la red, visitando redes sociales y demás divertimentos poco propios del salario que reciben del erario público. Sometidos a un control inexistente pasan la mañana y la tarde dejando las horas correr por la esfera del reloj esperando con ansiedad la finalización de su turno. Esta biblioteca con pocas o ninguna actividad cultural que fomente la lectura y el acercamiento de los niños a los libros, con ninguna actividad de la que
tengan que hacerse cargo los susodichos empleados públicos constituye un ejemplo palmario del empleado público parasitario regido por la ley del mínimo esfuerzo. Y yo me pregunto ¿Podemos permitirnos pagar a funcionarios públicos que dedican su jornada laboral a la lectura personal, a realizar test de autoescuela, a navegar por facebook y demás redes sociales?, ¿Se puede permitir el ayuntamiento de los alcázares , que dicho sea de paso se encuentra en ciertos aprietos económicos, el pago de nominas a todas luces ineficaces y que solo genera un mal ejemplo para todos los ciudadanos que observan a los citados individuos?, y para terminar, ¿Debemos aceptar los ciudadanos que se use con tan pocos resultados nuestro dinero?.
  Quizá la mayoría de los lectores de este post piensen que nada se puede hacer, tal vez se encuentre de forma de demasiado fuertemente arraigada la resignación en mis conciudadanos, pero yo no me resigno a que se pierdan puestos de trabajo realmente valiosos, puestos de trabajo que aportan un plus a la sociedad, mientras estos parásitos muy duchos en el arte de sobrevivir y de mantenerse gracias a un perfil bajo se perpetúan y jubilan sin conocer el significado de la palabra trabajar.

  

domingo, 26 de mayo de 2013

Tímida Lagrima

  Aun recuerda con lágrimas en los ojos aquellos momentos de impotencia, aquella noche en la sierra con la única compañía de esa reata de mulas y el viento silbando entre las montañas del puerto de la cadena. Todavía 60 años después se empañan los ojos de un  anciano que ha sido capaz de vencer al infortunio cuando recuerda  sus recién cumplidos 15 años y  la pesada carga que es tener  que cuidar de una familia en apuros. Yo, aun recuerdo como la salita enmudeció ante la voz de un anciano que nunca se nos había mostrado tan  vulnerable y digno a la vez.
Cuando arranco a hablar los demás enmudecimos, no estábamos acostumbrados a esa sinceridad; si lo pienso bien el abuelo nunca había nos había contado muchas cosas de su infancia, era como si hubiera sacrificado lo que fue por un presente mucho más seguro, una estampa mucho más digna, un abuelo que nuca fue joven, ni niño, una figura ajena a nuestras luchas mundanas, lejano a nuestros quehaceres. Quizá era solo que  supiera que abrir la caja de los recuerdos tan solo traería lágrimas y recuerdos dolorosos, recuerdos de manos encallecidas y jornadas interminables en la sierra con la única compañía de una pala y mucho tiempo para pensar. Tal vez temía que una vez abriera la boca esa bien construida fachada de seguridad  pudiera resquebrajarse y abrir paso a los fantasmas del pasado, a esa España en blanco y negro que fue la única que conoció.
Y sin embargo habló, arrancó de una manera tímida, casi entre susurros, pero, poco a poco como si los recuerdos fueran tomando forma nos hablo de su pueblo natal, de su madre, de costumbres que en aras de nuestro progreso se han ido perdiendo y nos parecen ya lejanas, ajenas, casi de libro de historia. Nos contó mil y una aventuras, cientos de penurias superadas, nos dibujo un boceto de caseríos, de apodos y en definitiva de un mundo rural que nunca volverá pero al que debemos lo que somos.

Sentados en el sillón escuchábamos un tanto perplejos el arranque de sinceridad, el recuerdo que a pesar de los años pasados no había perdido ni un solo ápice de su dramatismo, un dramatismo alejado de los álgidos momentos de acción de las películas, teatro, novelas u otras ficciones más o menos cercanas a la realidad, un dramatismo casi cotidiano, el reflejo palpable de una España herida y que solo supo renacer de sus miserias a lomos de  la infancia de nuestros abuelos.       
Nuestros abuelos, esa generación que con el hambre como principal motivación fueron capaces de cosas que nos parecerían increíbles ahora y que para ellos tan solo  formaban parte de su más terrible cotidianidad, esa a la que ellos se  encontraban tristemente adaptados aunque no resignados. Esa España de miserias de casuchas de una sola pieza, de fogones de leña. Esa España rural de azada y lomo, de siegas y segadores, de camino polvoriento y un único traje de domingo. Ese país en el que un niño acompañado de sus mulas era capaz de recorrer la sierra murciana en la busca de un mañana sin hambre, de encontrar el pago para una noche menos fría y la recompensa de un futuro menos incierto.
Quizá no lo dijera con palabras, pero también nos transmitió una sensación de responsabilidad, la responsabilidad de no hacer vanos los esfuerzos de construir que nos legaron nuestros abuelos, de no olvidar que la infinita paciencia aderezada de ciertas gotas de inconformismo no constituye una elección, sino una responsabilidad, una deuda de sangre contraída con ellos.


Termino el relato y el abuelo volvió, se desvaneció ese jovenzuelo de pelo lacio engominado con brillantina hacia la nuca, regreso ese abuelo de segura y dulce mirada, regreso pero tan solo a medias , o quizá es que yo nuca vuelva a ser capaz de  mirarlo igual.

jueves, 23 de mayo de 2013

Conoce a Nacho


  Escribir siempre me ha gustado, siempre ha sido un acto que en cierta manera me permitía desconectar del mundo, ponerme a mí mismo a prueba, conminarme a mejorar, a formularme  por escrito preguntas que de otra manera jamás me habría hecho. Jamás me he planteado si la calidad de lo que escribía era mejor o peor, tal vez porque uno no se pregunta si respira de la forma correcta o se mueve de la forma adecuada, simplemente lo hace y disfruta del aire puro entrando en los pulmones o del placer de ese ligero baile que es el caminar.
   De igual manera tampoco me he propuesto nunca  preparar ningún tema concreto sobre el que disertar de forma sesuda o al que adornar de maneras rimbombantes , eso se lo reservo a aquellos que esperan recibir alabanzas y buenas críticas, a aquellos que escriben pensando en el lector y se olvidan de lo maravilloso que es abstraerse, sentir esa a veces impúdica transferencia que se produce mientras borbotean las palabras, durante esos minutos en que  inundas un papel de cosas que ni siquiera sabias que tenias dentro, mientras retratas tu alma en ese trozo de celulosa, en silencio, en una habitación a  oscuras, liberándote de esas caretas que el mundo te obliga a calzarte, de esa risa forzada, ese gesto de ridícula autosuficiencia con el que has de pavonearte si pretendes sobrevivir a esa jungla llamada vida.
  Nunca con anterioridad habría creído que unas simples letras pudieran ayudar a nadie,  sin embargo, hoy me gustaría invitar a la gente, mucha o poca a  que lea, que se pase por este blog, a que conozca la historia de esta madre que me ha tocado la fibra y que ha sido capaz de grandes cosas por su hijo. Ella se llama Eva Giménez, os invito a que conozcáis su historia y la de su hijo Nacho , a que la compartáis, pues su causa debería ser la de todos cuya meta fuera estar mañana un poco más cerca de construir un mundo mejor.

Hay un dicho que dice: “las cosas siempre pasan por algo”, si yo tuviera que aplicarlo a mi vida y a lo que estoy, bueno estamos viviendo, podría sacar cosas muy positivas dentro de lo duro que es tener un hijo enfermo, pero lo más positivo de todo es ver cómo crece nuestro hijo Nacho y como valoramos cada movimiento que él hace, esto, parece una tontería pero de verdad que os aseguro que desarrollamos un sexto sentido, un sentimiento inexplicable y lo digo porque tenemos 2 hijas más que están sanas, María de 8 años, y Marta de 5 años.
Año 2009
Me quedé embarazada sin esperarlo, fue una tremenda sorpresa, después de meditar mucho nuestra situación (ya teníamos 2 hijas aún pequeñas y yo mis enfermedades varias: esclerosis múltiple y trastornos varios de tipo nervioso) decidimos seguir adelante con la gestación, muy "asustados"  porque tres son tres ... y a esperar que llegara el 18 de enero para que naciera el bebe.
De entrada, en la primera ecografía a las 8 semanas nos dijeron que había una malformación en la bolsa y que no se observaba embrión por lo que la gestación no era viable y que en 15 días como mucho empezaría a tener pérdidas. Puesto que no fue así, al repetir la eco 2 semanas después … todo cambió, como por arte de magia, se apreciaba perfectamente el embrión y sus movimientos eran completamente normales.
El 27 de agosto teníamos la ecografía de alta definición, nos dijeron que todo iba bien y que se veía el sexo perfectamente, un niño, uffff, nos invadió la emoción y al salir de allí, lo primero que hicimos fue ir a comprar una ropita de bebé azul ya que en mi casa con dos niñas pues claro siempre dominaba el rosa,.

El 26 de septiembre, tras una eco rutinaria en la semana 24, nos comunican que había un problema, que tenían que repetir la eco de alta definición para valorar y que ya nos informarían. Imaginaros mi desesperación “que había un problema y no sabíamos el que”. Justo en esa eco nos dice la Doctora que el niño tenía un gravísimo problema cerebral y que nos derivaban al hospital del Vall d´Hebron de Barcelona para que hicieran las pruebas oportunas ya que por ecografía se observaba : Agenesia parcial del cuerpo calloso (el cuerpo calloso es el puente de conexión entre las dos partes del cerebro con el fin de que ambos lados trabajen de forma conjunta y complementaria).

Pasamos todo el mes de octubre desesperados, dos o tres veces por semana al hospital para controles porque empecé con contracciones (supongo que debido a los nervios claro, que no era poco). Tras una resonancia magnética que me hicieron, bueno que le hicieron a mi bebé dentro de mi barriga, llegaron a la conclusión que no era tan grave, el niño tenía unaVentriculomegalia unilateral derecha (un ventrículo del cerebro más grande de lo normal pero que hasta que no crezca no veremos en que le afectará).

Unos de los tantos días de los que acudíamos al hospital, ante mi cansancio y agotamiento tan evidente, de nuevo me sacan sangre y ven que tengo una falta de hierro brutal y me pautan día si día no durante una semana, acudir a ponerme hierro por vía endovenosa ya que estaba muy floja.

Imaginaros la situación de angustia que vivimos en aquellos momentos. Pero … todo fue a peor. Me diagnosticaron Polihidramnios (exceso de líquido amniótico) por lo que decidieron ingresarme en la semana 30 para hacerme una amniocentesis evacuadora, en la cual, me sacaron un litro y medio de líquido amniótico, y así descartar varias enfermedades.

A principios de diciembre tras un análisis rutinario, detectan que tengo la infección de laToxoplasmosis y empiezo a tomar un antibiótico super agresivo que no me sentaba nada bien.

La mañana del 11 de diciembre cuando desperté, había algo en mí que no era como todos los demás días, de todas formas, me vestí, llevé a mis hijas al colegio e intenté que fuera un día normal, pero … nos impactó un problema familiar de salud que surgió esa misma mañana. Después de un día muy duro, a las 9 de la noche empecé a sentirme peor y las contracciones eran cada vez mas seguidas. Una vez en el hospital nos comunican que el niño nacería esa misma noche ya que me estaba poniendo de parto y si ó sí tenía que ser cesárea, puesto que ya tenía dos.

A las 00:55 de la madrugada del día 12 de diciembre del 2009 nace Nacho. Hay cosas que no se pueden explicar con palabras, momentos y sensaciones que no se pueden transmitir por el dolor que producen, la sala de partos era una locura, un montón de médicos, todos corriendo …. ¡¡ diosss que iba a pasar con mi bebé ¡¡ fue un prematuro de 35 semanas muy inmaduro que no podía ni respirar al nacer con lo que tuvieron que reanimarlo, entubarlo y llevarlo a la UCI en observación y bajo control. Una vez allí, el 18 de diciembre nos comunican que el niño había tenido un pequeño derrame cerebral de grado I, y que había que esperar su evolución.

Como veis hasta aquí fue una historia dura que con el paso del tiempo se ha ido complicando.....



jueves, 9 de mayo de 2013

Cifras y Letras



   Hoy he visitado los principales periódicos digitales como cada día y como viene siendo frecuente en esta España nuestra, ante cualquier acto público, huelga o manifestación de carácter reivindicativo, las cifras de participación  no paran de bailar dependiendo de  que la fuente de la que se  extraigan los datos sea afín a uno u otro bando.
   La huelga de Educación en protesta por la inminente aprobación de la LOMCE(Ley Orgánica de la Mejora de la Calidad Educativa), que ha tenido lugar en el día de hoy, no iba a ser una excepción y  las cifras varían desde un 20% de seguimiento, que es el dato aportado por el ejecutivo, hasta el 75%, si el dato a tener en cuenta es el de los manifestantes. Y yo me pregunto si ,
somos incapaces de dar un dato estadístico que valore la real participación que ha tenido la huelga; al margen de todo lo demás, valoraciones políticas aparte, acuerdo o  desacuerdo con el texto  a un lado, ¿Acaso no nos estamos retratando como país?,¿ No estamos demostrando nuestra ineptitud  como  democracia que se pretende madura y que es incapaz de aportar un simple dato que refleje el verdadero seguimiento que esta movilización ciudadana ha tenido?
  Mientras la mayor parte de los ciudadanos reclamamos una ley educativa que, de una vez por todas acabe con esta temporalidad e inestabilidad que hemos vivido en los últimos 20 años y que ha castigado a mi generación a la deriva legislativa, esa que, de la mano de cada gobierno entrante hemos tenido que soportar y cuyos frutos de mediocridad estamos recogiendo hace unos años ya. Mientras la sociedad esta señalándole a los partidos políticos y a la casta política en general, cuales son los pilares que consideramos importantes y  donde deberían dejar a un lado esa politiquilla de barrio que suelen practicar, esa estrategia de acoso y derribo al contrario sin ningún argumento más allá del “ y tú más” y centrarse en llegar a acuerdos reales y perdurables que definan  cual es el modelo de Educación que parirá a las generaciones venideras y por el que seremos juzgados en el futuro. Mientras eso ocurre, ellos son incapaces incluso de llegar a un acuerdo sobre cuanta gente secundo hoy esta huelga. Frustrante, ¿verdad?
   Dejando de un lado el anteproyecto de ley , olvidándonos de las consideraciones de si esta ley mejora o no, como su nombre pretende dar a entender , la calidad de la educación y reconociendo que a día de hoy yo no sería capaz de pronunciarme con un sí o un no tajante a favor o en contra de esta, de lo que si estoy seguro es de que si, esta ley es al final aprobada sin el consenso que requiere algo de semejante calibre e importancia, si al final todos los agentes afectados e implicados en este cotarro llamado educación- llámese educadores, sindicatos, gobierno, oposición, etc.-no hacen un esfuerzo real  por abandonar la defensa de privilegios e idearios en pos de un gran acuerdo, esta ley, será papel mojado antes incluso de haberse publicado en el BOE.

martes, 7 de mayo de 2013

XX Poema de Pablo Neruda

  Este es uno de mis poemas preferidos espero que lo disfrutéis.


Poema 20



Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.»

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=IT0yRiR3CKo

viernes, 3 de mayo de 2013

Recortadores y recortados



  Siempre he navegado ideológicamente en un terreno que, en esta España de blanco o negro, de conmigo o contra mí, nunca ha sido bien entendido; por una parte me he sentido siempre muy partidario de, un Estado cuya prioridad  debieran ser las personas que lo componen y su bienestar,  creándose una tupida red de asistencias que amparen a aquellos ciudadanos que por cualquier tipo de circunstancia necesiten de una asistencia o de esa segunda oportunidad a la que todos deberíamos tener derecho. Homogeneizando clases sociales y estableciendo el principio de progresividad que es el más justo de todos los principios, pues facilita que personas que de otra manera no podrían optar a determinados servicios u oportunidades lo hagan. Por otra parte siempre he pensado que, salvo en esa labor  anteriormente descrita, el Estado debería fomentar de la manera más enérgica posible la dinamización de la economía, a través de un sector privado que, en la mayoría de los casos, siempre se ha demostrado mucho más eficiente que el público y que es mucho más capaz de adecuarse a los cambios del mercado y por tanto, constituye el dinamizador básico de toda economía.
  Hasta aquí todo perfecto, el problema llega cuando intento conjugar la mezcla perfecta entre la intervención del Estado en nuestras vidas y ese dejar hacer mas purista del capitalismo. La papeleta aparece cuando no sabemos priorizar cuáles son esos servicios mínimos que todo Estado, so pena de ser injusto, debe dispensar a sus ciudadanos y donde comienza el compadreo y la fiesta rociera con el dinero de todos los contribuyentes.
  Observo últimamente con demasiada frecuencia que mucha gente resuelve esta disyuntiva autoetiquetandose en izquierda o derecha y radicalizando y estandarizando  la respuesta a este complejo problema y olvidándose en muchos casos de pensar por ellos mismos y siguiendo eso tan cómodo llamado consignas. Por tanto para el sector más conservador, todo lo que no sea adelgazar la administración a la mínima expresión y centralizar el Estado, eliminando lo que ellos denominan duplicidades inservibles-y que yo valoro en tanto en cuanto en muchos casos creo, acercan la administración a sus últimos usuarios - y eliminando las inversiones de dinero público dejando a capital privado toda actividad constituiría anatema. Por otra parte una muy extensa parte de la población y porque no decirlo con un cierto aire de buenismo aniñado, pretenden continuar esta fiesta de faralaes y dispendio en que se ha convertido nuestro modelo de sociedad, olvidando que el dinero público, por el mero hecho de serlo no crece en las oliveras y que ,no todo se soluciona a golpe de estimulo económico-vamos lo de sacar el cheque de toda la vida-, sino que a veces es posible hacer más con menos , introduciendo un cierto criterio organizativo en la gestión de la cosa pública.
  No creo que descubra nada nuevo con la situación narrada hasta el momento  y es precisamente eso lo que me entristece porque cada vez encuentro menos medios, personas, políticos, etc. Independientes, que piensen por sí mismos, que sean capaces de distanciarse de consignas y directrices y decir lo que piensan.
  Tal vez sea todo mucho más fácil de lo que parezca y sea tan solo cuestión de no arrojarnos los trastos a la cabeza, de dejar de atomizar la sociedad entre buenos y malos, detractores del aborto y radicales abortistas que no se  paran a pensar ni por un momento en que la pena que produce no llegada a término de ese milagro que es la vida; recortadores y recortados, ladrones y robados, derecha e izquierda, PP y PSOE. Quizá solo sea cuestión de entablar un diálogo sobre que queremos y como construirlo, pero liberándonos de la carga de los prejuicios y las ideas preconcebidas. En definitiva pensar en la colectividad y menos en el partidismo y el interés particular. ¿Una quimera verdad? Pues ahora más que nunca nos va el futuro en ello.
  Pues bien este es mi problema- yo no lo considero tal- no soy capaz de encasillarme en ningún partido o movimiento político al 100%, no puedo dejar de repensarlo todo e intentar mirar desde todos los puntos de vista posibles.
 La verdad, solo espero que esta plaga se extienda y rápido.

jueves, 2 de mayo de 2013

Termonuclear

La verdad es que no todos los días tiene uno las mismas ganas de escribir o de comunicarse. Siempre he pensado que hablar por hablar no tiene sentido. Así que hoy prefiero dejaros con un video musical que me encanta, espero que el sentimiento sea mutuo.Es el gran coque malla con Gema Hernández una chica que poco a poco se esta logrando hacer un hueco en el difícil mundo de la música.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo lo he hecho. Besicos a todos mis escasos pero selectos seguidores.

lunes, 29 de abril de 2013

Cristales Rotos


  Corro ,corro y sin embargo el reloj me atrapa, sudo, escalo, trepo nevadas montañas, alcanzo las más altas cotas y, sin embargo siempre está ahí, esperándome, añadiendo una marca más a mi rostro, una muesca más de desanimo, un surco nuevo que pruebe  la fragilidad de este cuerpo al borde del precipicio, de este alma frente a un mañana que se antoja cada día igual.De un hasta pronto que no sabe si llegará.
   El desaliento me arropa esta noche, se enrosca en mi alma cual parásito, me asfixia y no me deja respirar, tal vez solo sea que he vivido demasiado  tiempo con el ,que quizá nos hemos acostumbrado a la presencia mutua. Quizá ya forme parte de mí, tal vez por eso, sea más fácil apagar la luz y cerrar los ojos, olvidar, respirar, beber, abotargar los sentidos hasta que no quede nada. Sé, lo sé, debería embrazar la pica y el escudo, acometer embatida tras embatida sin descanso hasta abrirme camino en el espeso follaje de prejuicios y auto lamentaciones por los errores, luchar a brazo partido por un mañana que se antoja perdido de antemano, pero que al menos ofrecería el consuelo de haber muerto con el arma empuñada.
  Miedo, rabia, melancolía, eternos compañeros en este viaje a contracorriente, en este sortear de rápidos tumultuosos, llamado vida, en este día, a día que no ofrece más esperanza que el sonido de su sonrisa a lo lejos,difusa, atenuada por el ruido de mis fantasmas y que ,sin embargo produce esa atávica felicidad de no sabernos una mota de polvo que desaparecerá al primer soplo de aire.Esa felicidad que nos proporciona sabernos con una última oportunidad.
  Las teclas del ordenador no tienen descanso, la copa vacía, la música a toda voz sobre mis tímpanos resonando; apagando todo a mí alrededor. Ausencia de mundo, tan solo el piano y una dulce voz llorando en do mayor, disparando ráfagas de quemazón, de locura,cristales rotos sobre mi corazón, ponzoña para el espíritu que a pesar de todo no me matará , veneno al que mi cuerpo se ha debido acostumbrar porque cada mañana renazco  de las polvorientas cenizas , de ese ciclo de carrera y frenazo en seco en que se ha convertido mi vida.
   La guitarra eléctrica desgarra los últimos acordes y mi corazón vibra de una forma autómata, mi cuerpo entero se estremece ante cada punteo, ante cada nota. Parecen dirigidas directas a mi línea de flotación. Acabara pronto.
  Certeza, locura, nada importa ya, tan solo el minuto y medio que resta para que el piano cese, minuto y medio para que la locura se amanse y de paso a la luz; treinta, tan solo treinta segundos me separan del alba y copa se encuentra cansada; cinco, cuatro segundos y ya no los siento ya, la herida ha dejado de sangrar y tan solo quedan los restos.....tan solo un puñado de, Cristales Rotos.






Calada hasta los huesos es una canción de Rebeca Jiménez de su anterior trabajo y que no ha dejado de estremecerme nunca.

miércoles, 24 de abril de 2013

SOFIA NO DEBE MORIR

   Ayer fue el día del libro y quizá en esta obsesión por dedicarle días a todo que tenemos en esta nuestra loca sociedad, podamos a veces saturarnos, perder el norte de lo realmente importante de ciertos días como el de hoy y de la necesidad de recordar que todo lo que fuimos y seremos tiene mucho que ver con un libro.
   Desde que soy un chiquillo los libros han sido mi refugio, mis amigos, mis confidentes, mis maestros y mi ruta de escape. Cada libro leído constituye un poso en el alma, que nos moldea y permite que el "yo" que  mañana por la mañana despierte  no sea el mismo que esta noche se tumbe en el colchón. 
  Somos seres dinámicos en constante camino y, es ese cumulo de sentimientos, experiencias y reflexiones plasmados en libros , en los que el escritor libera su yo más autentico, el que inicia el camino que, con la ultima pagina de cada libro nosotros finalizaremos, llevando a buen puerto una mágica y enriquecedora transferencia entre dos personas alejadas, en muchos casos, en el tiempo y en el espacio y que, a pesar de esto comparten los anhelos, miedos, ilusiones y preguntas que son inherentes a la condición humana -a las que ninguna generación ha sido ajena- y que nosotros podemos canalizar, enfrentar, disfrutar o responder a través de ese cúmulo de experiencias que residen expectantes en esos tesoros de celulosa llamados libros.
   Ayer fue el día del libro y asistí a un acto con motivo de esta festividad- para mí lo es de pleno derecho-. y pude  constatar que, como siempre he pensado, tenemos como sociedad lo que nos merecemos ,pues, en el precioso y gratuito concierto que ofrecía  David Moya, un polifacético cantautor Murciano que, no conformándose con dominar el arte de obnubilar públicos al son de sus canciones se atrevió a entreverar sus canciones con una selección de poemas propios tal que dulce introducción a los acordes de su guitarra, se encontraba un público digamos..., escueto en su número; quizá como con mucho humor dijo David, porque en su equipo no juega Messi.
   Y... por más vueltas que le doy a la ecuación no logro descifrar la incógnita, porque..., ¿Que persona en su sano juicio rehusaría una velada de semejante calibre?, una en la que la música, la poesía y el marco incomparable de un balneario junto al mar menor, cuya construcción data  nada más y nada menos de que 1902 confluían para dotar a ese instante de un halo de magia. Nada parece encajar, ninguna respuesta cabal encuentro salvo que, tras varias revoluciones tecnológicas, no estemos tan distantes de esa turbamulta que en el anfiteatro de Flavio hace ya 2000 años, pedía su ración de panem et circenses ,ajenos a los peligros que acechaban a su civilización.
   Quizá como he dicho antes tengamos nada más que lo que nos merezcamos y simplemente prefiramos adormecernos ante un brillante césped de hierba y 11 jugadores corriendo de un lado a otro. Tal vez prefiramos olvidarnos de que la educación independientemente del nombre del lugar donde se imparta, empieza y termina con un libro en el regazo y que, ajenos a leyes  educativas e informes PISA, tenemos la posibilidad, la sencilla oportunidad de darle la vuelta a nuestro futuro, al de nuestros hijos con el arma más potente nunca inventada, un libro.
¡FELIZ DIA DEL LIBRO! (en diferido).


jueves, 18 de abril de 2013

¡¡¡Por tutatis!!!



  No teniendo en estos días muchas cosas de las que regocijarnos  y, añadiéndole esto el hecho fácilmente constatable de que, en este país de marujas y marujos de esquina y portal se parece preferir  el olor de la carnaza fresca de “Salvames” y “Grandes Hermanos” y demás chucherías intelectuales a cualquier otra alternativa de” menos altura”-denotesé cierta ironía seguida de un sonoro ja,ja,ja-.
   Apreciando que el espacio que se le dedica a la divulgación de contenidos científicos o culturales está en claro retroceso, a favor de los shows de varietés y teniendo en cuenta   la cara de estúpido que se le pone a uno últimamente  cuando enciende la caja tonta -  adelantado a su tiempo el que la califico con semejante epíteto-. Me he decidido hoy a dedicar este post a la radio  y a  esa trinchera de pluralidad, refugio de cultura y paleta de colores en que ha erigido este medio de comunicación, en un mundo 3.0 en el que no solo ha sobrevivido, sino que gozando de muy buena salud  se ha convertido en  ese rinconcito al que muchos asqueados de sectarismo y teleshit huimos en la búsqueda de esa  pizca de veracidad y cultura a la que  todo buen ciudadano debería tener  la obligación moral de tender.
  Hoy como siempre viniendo del trabajo en el coche llevaba sintonizada Onda cero, a mi querida Julia Otero y a su programa Julia en la Onda. Julia Otero no es tan solo una periodista más, para mi, se ha convertido en ese “alter ego” con el que yo – demos gracias a dios que viajo solo- discuto, me irrito, coincido y todas esas situaciones en las que una persona puede  encontrarse cuando entabla ese dialogo en la distancia que te proporciona la radio y que sabes perdido de antemano frente a un intelecto por encima del tuyo, pero que,no obstante y precisamente por ello se convierte en estimulante. En este espacio llamado radio, ese   ágora de las ondas a la que me gustaría hacer mención hoy, nos obligan a cuestionarnos, a someter nuestros prejuicios a  examen , en fin nos hacen crecer como personas en clara contraposición con el tan solo deseo primario de alimentación morbosa y de desconexión de la realidad a la que apelan cada vez más las televisiones-con honrosas excepciones-.
  Pues bien ,como iba contando ,Julia ha entrevistado hoy a dos doctores lideres en su campo que han explicado de una forma muy accesible para amateurs   un tema tan desconocido para mi hasta hoy como lo será posiblemente para muchos de los lectores de este post y es que , he descubierto que estamos a la cabeza del mundo en algo más que en la tasa de desempleo y el porcentaje de chorizos por metro cuadrado- hechos ambos ampliamente difundidos y contrastados- , sino que somos una potencia mundial en la donación y el trasplante de sangre de cordón umbilical, que al parecer es una técnica que se viene realizando y potenciando desde los años 70 y que debido a el  grado de compatibilidad que esta sangre tiene en los pacientes aquejados de ciertas leucemias y la alta tasa de resultados positivos asociada a este hecho la convierten en un tratamiento de presente y con mucho recorrido futuro.
  Huelga decir que no tengo  idea del procedimiento o la técnica más allá de lo que he podido aprender en la entrevista pero; la simple constatación de que , a pesar de la mala situación económica que atravesamos, el hecho objetivo de que cada vez invertimos menos en investigación y desarrollo, la fuga de cerebros que estamos sufriendo y en fin todo este cumulo de factores en contra, en España todavía somos capaces de ser punteros científicamente hablando,  haciéndolo desde la Sanidad Pública, asegurándonos de que todos estos avances y técnicas sean solidarias y estén al alcance de todo hijo de vecino.
  Como diría mi francés preferido ¡¡¡ Por tutatis!!!. Pues, no quedándose la cosa hay según los doctores esto se realiza gracias a la fundación Carreras que parece ser ,juega un papel fundamental en la búsqueda y envió de este preciado liquido a cualquier punto del mundo donde fuera requerido, posibilitando que pacientes de cualquier parte del mundo en 48 horas tengan disponible lo que podría ser la diferencia entre vivir o morir. Este ejemplo de fundaciones rebaten en cierta medida la extendida opinión de que todo lo financiado o subsidiado es "per se" algo corrupto , carente de utilidad y nido de crecimiento de parásitos y bacterias del genero chupóptero. Esta fundación es el claro paradigma de que es solo la buena o mala gestión lo que diferencia el buen o el mal aprovechamiento del dinero público, quizá convenza a muchos exaltados detractores de apostar desde lo público por más innovación y en definitiva en destinar dinero público allí donde se podrá rentabilizar socialmente en un futuro.
  Llegando a este punto no me cabe sino terminar este post llegando a la que quizá sea una conclusión compartida  y que no es otra que la constatación de que hay esperanza. De que entre Urdangarines y  Pantojas  varios, entre políticos de medio pelo y Lararillos de cuello almidonado, hay otra   sociedad  formada por  unos profesionales que reclaman poner a España en el  lugar del mundo que realmente merece y otros tantos periodistas como mi admirada Julia, ansiosos por transmitirlo.
  Quizá y solo quizá sea a esta gente a la que debamos gritar ¡¡¡ A por ellossssssss, a por ellossssssss!!!!



Enlace de la entrevista a los doctores Miguel Ángel Sanz, director del área de oncología y hematología del Hospital la Fe de Valencia y Sergio Querol, Jefe del banco cordón umbilical del Banco de Sangre y Tejidos (BST) ,realizada por Julia Otero

http://www.ondacero.es/julia-en-la-onda/cuando-enfermo-necesita-sangre-cordon-umbilical-puede-mandar-horas_2013041800272.html

miércoles, 17 de abril de 2013

Nunca Jamás

  Hay días en los que mirar hacia adelante se nos hace un poco más cuesta arriba, en que levantar la sabana y saltar del cobijo que nos proporciona la calidez de ese lecho inanimado y seguro llamado sabanas puede resultarnos fatigoso. A veces puedes tener la sensación de encontrarte solo entre una multitud, sordo entre una furibunda turbamulta, ajeno al mundo, distante, como, si en realidad nada ni nadie te empujara a seguir. Y sin embargo, cuando llegas a casa, con ese amarga dicha que produce haber vencido a un día más, con esa felicidad efímera que proporciona la certeza de haber luchado tan solo  el primer enfrentamiento de una larga batalla y..., estando a punto de meter la llave en la cerradura miras al cielo, no se porque , como si un instinto pre-programado te guiara.
 
Ese cielo al que ya casi nunca elevas la vista,  ese del que años atrás esperabas tanto y hoy te resulta tan ajeno y,  justo allí... solitaria como antaño, sonriéndote , recordándote que el tiempo es tan solo una trivialidad inventada por infelices. Allí , desprendiendo el mismo brillo, transmitiéndote esa sensación tan visceral de belleza, esa que tan solo las cosas realmente importantes son capaces de hacer, se encuentra una estrella,solo para ti, en íntimo  bis a bis sin horarios.
  La felicidad es así de insultántemente sencilla, el soplo de la brisa sobre el rostro , el sol calentándote mientras meriendas en un parque, la  avaricia por descubrir de "mi pequeño rubio", aprendiendo a andar o la mirada de mi hija al verme regresar; cosas por las que merece la pena crecer,por las que cobra sentido  abandonar el mundo de nunca jamas, que parece ser es un lugar de espacio limitado y del que debemos marcharnos. Aunque, en noches como esta , con la llave en la cerradura y una estrella observando no pueda sino extrañar ese imaginario mundo de hadas del que ,no se muy bien como salí.

lunes, 8 de abril de 2013

Tonto es el que dice tonterias

Entrada de el blog del compañero de #RED http://jsobrevive.blogspot.com.es/2013/04/tonto-es-el-que-dice-tonterias.html?spref=tw, la verdad es que es muy bueno.



Tonto es el que dice tonterías

Cuando somos niños todos pensamos en lo que queremos ser de mayor, a medida que nos vamos haciendo mayores todo eso va cambiando poco a poco, unas veces porque no se puede, otras porque no es  lo mismo ver una profesión desde la infancia a verla desde una edad más o menos adulta y otras por pura necesidad. En mi caso siendo niño yo quise ser lo que quería prácticamente todo el mundo futbolista, bombero, policía, médico....lo que si que recuerdo es que alguna vez en mi vida, no se a que edad, yo quería ser político y para ser más exactos Presidente del Gobierno. No se si era porque yo era demasiado joven o porque ellos realmente eran buenos pero yo les  admiraba, admiraba su oratoria, su capacidad para hablar en público, me sorprendía que cuando me levantaba de la cama ellos ya estuvieran hablando de lo que fuera por la radio, que dijeran algo y convencieran de ello a tanta gente, en fin me llamaba la atención.
Yo suelo hablar bastante claro, se que muchas veces digo demasiados tacos, pero no lo hago por maldad, lo hago sobre todo para dar un poco más de énfasis a mis frases o a mis afirmaciones, escribo esto para dar una explicación de lo que van a leer a continuación.
Siguiendo con los políticos, todo lo que he expuesto anteriormente me pasaba cuando era pequeño, cuando era joven, a medida que me he ido haciendo mayor yo no se si ha sido porque ha coincidido así o porque ya antes también lo eran, la mayoría de los políticos me parecen unos gilipollas, yo ahora ya no quiero ser político, para empezar porque no quiero ser otro gilipollas y además me costaría mucho ser políticamente correcto.
Llevo poco tiempo escribiendo y escribo cuando me apetece o cuando de repente se me ocurre algo de lo que escribir y necesito decir lo que pienso, hoy no me apetecía, pero te pones a leer la prensa y aparece el ministro Margallo, del cual no pienso que sea demasiado gilipollas pero a veces dice muchas gilipolleces, y dice en relación al caso de la Infanta Cristina y a su imputación el asunto de su marido, el que fue jugador de balonmano y después de talonmano, Margallo ha dicho: "La imputación de la Infanta no beneficia a la marca España".
Me quedo estupefacto leyendo la frasecita, atónito, anonadado, pero Margallo, la decencia y la moral no se veden, se sobreentienden, a mi el que la marca España venda o no venda me preocupa pero no creo que sea la frase más acertada para describir lo que acaba de ocurrir con la Infanta. A la marca España la perjudica la Infanta, su marido, su familia, toda la casta política a la que perteneces tú, la casta dirigida por Rubalcaba, la de Cayo Lara, la de los sindicatos, la de las autonomías, sus presidentes, consejeros, directores generales, a la marca España la perjudicáis todos los que, en teoría, la representáis en el extranjero, todos vosotros sois la ruina de la marca España.
Posteriormente he pensado que sería suficiente por hoy, que ya no habría más tonterías en el día, pero no, faltaba la tontería del PSOE, un día en el PSOE sin tonterías o es festivo o es que ese día les apetecía trabajar menos que de costumbre.
El PSOE en rueda de prensa de esa eminencia que se llama Elena Valenciano, que es la simpatía y el saber estar con patas y peinado horrendo, dice que "pide a la Casa Real que sea neutral y deje actuar a la justicia". Pero vamos a ver, aquí los únicos que nunca dejáis actuar a la justicia sois todos vosotros, si sois los que dirigís a la justicia, los que nombráis jueces y fiscales, los que atacáis a jueces como la juez de los ERE de Andalucía porque intenta hacer algo que a vosotros no os conviene, pero exactamente que nos contáis, ¿Todavía pensáis que nos vamos a seguir comiendo sapos por vosotros?
Que os quede claro señores políticos, la marca España somos todos los españoles que estamos hasta las narices que nos chupéis la sangre y que después lo arregléis con una palmadita en la espalda, la marca España son nuestros hijos a los que nos cuesta un triunfo sacar adelante por vuestra culpa, la marca España son esos abuelos que tienen que mantener a sus hijos cuarentones porque no tienen trabajo, todos somos la marca España y vosotros sois los que estáis destrozando la marca España.
Osea que para decir tonterías mejor mantener la boca cerrada y a trabajar.

Aprendiendo a aprender


  Dice Elsa Punset en su último libro” Una mochila para el Universo” que, la única diferencia entre las personas con suerte y las que confiesan no tenerla es que las primeras tienen una habilidad para encontrar oportunidades, es decir, están predispuestas a arriesgar, a abandonar esa zona de confort en la que todos nos encasillamos, aunque a menudo, no estemos tan cómodos en ella como deberíamos. En este caso paradigmático aquellas personas que se lamentan no son sino personas que por unas razones u otras no son capaces de abandonar ese círculo de amistades, conocimientos, actividades en el que nos sentimos cómodos y abrirse a nuevas experiencias, nuevos amigos, en definitiva son personas que no son capaces de enfrentarse al fracaso aun cuando en lo más profundo de su subconsciente sepan que no intentar algo ya es haber fallado de antemano. Lo más curioso de este hecho es que, afirma Elena, este proceso que implica el  abandonar la seguridad del nicho  en pos del emprendimiento, en la búsqueda de la oportunidad no carente de riesgo, puede ser enseñado y aprendido, no es una capacidad innata por tanto sino que puede ser potenciada y desarrollada.

  Soy de una generación en que la escuela era diferente, mejor, solemos vanagloriarnos los de mi quinta. Quizá es verdad que en términos puramente académicos la escuela y  el instituto que yo conocí era más exigente que el que años más tarde, ya como un adulto y de vuelta a las aulas me encuentro. Quizá tan solo sea fruto de ese espejismo que nos hace pensar como decía Jorge Manrique en “las coplas a la muerte de su padre” ,que  cualquier tiempo pasado fue mejor, o tal vez provenir de una generación que ha hecho de colchón entre nuestros padres y la generación actual  ,nos ha permitido ser educados en el justo punto medio entre el adoctrinamiento y la férrea disciplina en el que vivieron nuestros padres y el momento actual en el que el acceso a la escuela se les antoja a nuestros jóvenes algo natural y quizá, les haga perder el norte sobre las dificultades históricas que han tenido que ser salvadas para tener acceso a una educación universal en nuestro país. Tal vez esta conjunción de factores, nos   ha dotado a mí generación  de una atalaya de vigilancia muy privilegiada para observar como ,este cotarro tan importante llamado educación ha cambiado, permitiéndonos detectar las carencias y bondades de aquello en lo que vivimos y el modelo hacia el que nos encaminamos.

  De vuelta a las aulas con mochila al hombro (ahora que han dejado de estar de moda) puedo observar como quizá valores como el esfuerzo y el respeto a la autoridad del profesor se encuentran seriamente dañados. Hasta aquí creo que no descubro nada nuevo, nada que mucha gente antes que yo ya ha denunciado. Que vivimos ante la juventud que más facilidades y oportunidades ha tenido para el acceso a una educación es un hecho objetivo, que en nuestro afán por conseguir que la educación llegara al máximo número de personas integrando a perfiles que con anterioridad se veían excluidos hemos bajado el listón educativo ,de tal manera que en vez de fomentar el crecimiento y aprendizaje de los más necesitados, tan solo hemos hecho tabula rasa creando una generación de personas  manifiestamente incultas y carentes de esos mínimos que toda sociedad debiera exigir a los jóvenes que en un futuro más o menos cercano tendrán que liderar un mañana  muy incierto.

  Quizá lo novedoso  y que personas como  yo  (que durante mucho tiempo  hemos criticado el empobrecimiento de la formación de nuestros jóvenes), tenemos que reconocer, es  el hecho de que si que hay cosas novedosas , asuntos necesarias que se han ido incorporando a las aulas, asignaturas pendientes durante mucho tiempo y que una nueva generación de profesores están implementando,concienciados de la carencia de cercanía profesor-alumno que en generaciones pasadas se daba, de esa  falta de conexión entre ambos  más allá de la mera transmisión de conocimientos.  Quizá muchos puedan pensar que es esta cercanía la que ha erosionado la autoridad del profesor, o que la cercanía está diametralmente opuesta con una adecuada formación. Sin embargo, muy al contrario, yo personalmente,  he podido constatar durante este año de vuelta a las aulas,  que esta capacidad de empatía entre el docente y el alumno es muy positiva, ejerciendo un movimiento sinérgico que empuja al alumnado a la auto superación y a la mejora. Por otro lado he podido observar que es esta cercanía la que permite al sistema a transcender a esa mera transmisión de conocimientos y alcanzar lo que en mi opinión debiera ser la situación idílica, que no es otra que la de enseñar y educar a partes iguales.

  Tal vez erróneamente he pensado durante mucho tiempo que no era la  tarea principal del docente educar, pues esa función, creía yo, debía recaer principalmente en los círculos familiares. Tal vez estaba equivocado o simplemente en esta sociedad cada vez más exigente en la que vivimos, en esta era en que los lazos familiares son cada vez más débiles la figura del profesor ha adquirido una nueva dimensión, una en la que el profesor ha de implementar a su función docente una mucho mas intima que es la de educar, integrar, comprender, en definitiva entablar unos vínculos con sus alumnos que desde esa posición elevada en la que se encuentra le permita moldear en valores, en civismo, hablarles a sus alumnos sobre la inteligencia emocional, sobre la necesidad de aprender a vivir en la diversidad e imbuirlos en la necesidad del esfuerzo para alcanzar una meta . En fin dotarles de esas herramientas que ,no se pueden aprender en los libros de matemáticas o cualquier otra asignatura , pero que ahora no se me antojan para nada menos prioritarias que las tradicionales.

  Toda esta "ñoñería"  de seguro será tildada por muchos de utópica o lo que es peor de innecesaria pero, son  esos lazos creados  por el profesor  (que no olvidemos pasa con nuestros hijos una nada despreciable cantidad de horas al día) los que le permiten educar a nuestros hijos y convertirlos en mejores ciudadanos , en personas capaces de vivir en sociedad y a enfrentarse a los retos futuros de la mejor manera, a abandonar esa zona de confort , dejando el miedo adentrarse en su futuro. 

  Este nuevo  modelo de escuela ,que yo no viví como alumno joven, creo ,debe de ser salvado de las futuras oleadas de reformas educativa, que de seguro nos sobrevendrán  en esa búsqueda por la excelencia educativa  tan de actualidad en estos últimos tiempos y que no digo yo que no sea necesaria; siempre y cuando por supuesto ya no nos conformemos con crear tan solo buenos estudiantes.

viernes, 5 de abril de 2013

IDEARIO de la RED de CIUDADANOS COMPROMETIDOS

1. Hay que revitalizar y fortalecer la Sociedad Civil, que debe ser la protagonista de la regeneración democrática que necesita España y de su reestructuración política, social y económica. Queremos abrir un debate y motivar a los ciudadanos  para  que ejerzan la soberanía que les corresponde. Con esta finalidad, todas las actividades de nuestra Red se llevarán a cabo dentro de la Ley. Todo de forma pacífica y moderada. No aceptamos la pasividad y la resignación ante esta España que no nos gusta. Ha llegado el momento de ponernos en marcha hacia la España del bienestar para todos.

2. Es urgente racionalizar y modernizar el Estado para que esté al servicio de los ciudadanos, cumpliendo sus obligaciones eficientemente, al menor coste posible. Como no es sostenible seguir funcionando con 17 ruinosas Autonomías, queremos un Estado Unitario que garantice la igualdad de todos los españoles tanto en derechos como en oportunidades y obligaciones, pero respetando, en sus justos y ponderados términos, los hechos diferenciales existentes en nuestra nación que sean compatibles con nuestra condición y con nuestra vocación de Estado miembro de la Unión Europea. Los tres poderes del Estado —legislativo, ejecutivo y judicial— deben estar rigurosamente separados, pues es antidemocrático y perverso que uno de ellos invada y avasalle a los otros. Los funcionarios al servicio del Estado deben ser seleccionados mediante oposiciones transparentes con temarios únicos para toda España y deben poder servir en toda España sin ningún tipo de limitaciones.

3.  No podemos mantener entidades o instituciones duplicadas o triplicadas y mucho menos inútiles, como el actual Senado. Cada función o competencia corresponderá a una sola Administración y a una sola institución.

4.  España necesita renovar en profundidad su actual clase política y prescindir del régimen partitocrático que asfixia el progreso y desarrollo de la nación. La pasividad y la impotencia que manifiestan los partidos políticos no deben bloquear el cambio indispensable que demandan los sectores más lúcidos y dinámicos de la Sociedad Civil. La vigente Ley Electoral impide que los ciudadanos podamos elegir directamente a nuestros representantes y autoridades. Creemos que el voto nominativo en distritos uninominales nos devolverá el poder y la soberanía a los ciudadanos, que hemos de ser representados, en Las Cortes, por diputados que se deberán a los votantes, no a los partidos. Queremos  acabar con el sistema de listas cerradas y bloqueadas, que sólo favorece a una partitocracia institucionalmente corrupta. El fuero del que gozan los parlamentarios debe ser efectivo únicamente para actos y dichos en sede parlamentaria. Para delitos comunes cometidos por políticos, debe ser competente la jurisdicción ordinaria.

5.  Los sindicatos, las patronales, los partidos políticos y las fundaciones son organizaciones que deben ser financiadas por sus propios adherentes o militantes. El dinero de los españoles debe ser utilizado con criterios de eficiencia y con sentido solidario, pero no puede ser malgastado en instituciones de carácter privado, ni en arbitrarias subvenciones. En cambio, sí que debe potenciarse el crédito que se dirija específicamente a crear empleo y a mejorar productividad.

6.  El ejercicio de la política no debería ser una profesión, sino una actividad transitoria. Los políticos deben percibir los sueldos correspondientes, mientras se mantengan en sus cargos, y cobrar las prestaciones que les correspondan de la Seguridad Social, a la que deben haber cotizado,  si no obtienen un trabajo al abandonar la actividad política. Ningún político tendrá derecho a percibir ningún tipo de prestación del Estado una vez finalizadas sus funciones, exceptuando aquellas situaciones en que la seguridad personal y familiar pueda estar en riesgo.

martes, 2 de abril de 2013

subven(direccionemonos)


  Anoche tras el debate intenso y acalorado con una compañera de la Red de Blogs Comprometidos vía twiter , tras la constatación de que nuestras posturas eran firmemente divergentes y de que el formato de 140 caracteres no era suficiente para expresarnos en la forma que hubiéramos o hubiésemos deseado, propuse y fue aceptado, a modo de duelo  a primera sangre ,el realizar un post ,que con la claridad de sesera que da una copa de vino y una apropiada banda sonora, acompañando al rítmico tecleo del ordenador, subsanara diferencias, acercara posturas o simplemente nos proporcionara la gozosa certeza de que el mundo está formado aun por algunos irreductibles librepensadores que partiendo de una misma realidad se responden  de diferente manera ante la necesidad de articularnos y dotarnos de reglas para este juego en el que tanto apostamos llamado Democracia.
  El antecedente de la susodicha disputa era la concesión por parte del gobierno actual de una serie de subvenciones destinadas a diversas entidades de diferentes naturalezas y con distintos fines, pero que comparten el hecho común de que todas realizan en una u otra forma distintas funciones de las denominadas sociales. Para evitar ningún tipo de malentendido me he tomado la libertad de adjuntar al post directamente desde la fuente madre (B.O.E.) el documento que las recoge. Mi oponente se oponía radicalmente a la concesión de estas subvenciones y argüía , se le antojaban innecesarias pues la iniciativa privada podría tomar el testigo en la financiación de estos colectivos. Por otra parte ,concebía estos subsidios como un arma política usada por los diferentes gobiernos para cultivar una prospera red clientelar que en los comicios pudiera serles de utilidad.
  En honor a la verdad no me encuentro en total desacuerdo con mi competidora pues, que en el pasado en nuestro país  el dinero público se ha usado con fines partidistas y torticeros no es una realidad a estas alturas de la película ajena a nadie, e incluso me atrevería a dar un paso más hacia el desfiladero y afirmar que todo esta maniobra se gesto y llevo a la práctica frente a las narices de una masa que cuando el dinero parecía no acabarse y el” Panem et circenses” llegaba a su máxima expresión, cual  muchedumbre enardecida, tan solo pedía más. No importaba de donde salía el dinero para edificar megalómanas e improductivas construcciones, creímos que cada pequeño pueblo podía tener un auditorio, piscina olímpica y mejor campo de futbol que su vecino. Simplemente olvidamos el lugar que ocupábamos cada uno como individuos y sociedad en el mundo y soñamos con tocar el cielo con la punta de los dedos y despertamos, o mejor dicho nos despertaron. Las consecuencias de estos excesos a los que fuimos invitados son de sobra conocidas y no voy a entrar en detalles, pero si me gustaría apuntar que como todas las derrotas bien administradas, esta le ha servido a la población para estar mucho más vigilante ante en cómo y en que es gastado ese dinero público que a fuerza de batacazo hemos aprendido no cae cual mana del cielo.
  Hasta el momento pudiera parecer que comulgo con las ideas de la destinataria de este reto en forma de post pero, nada mas ajeno a la verdad, a diferencia de ella yo no estoy dispuesto a dar la parte por el todo y pensar que como el dinero fue malgastado en más o menos cercanos pretéritos tiempos, toda subvención ha de cesar, tampoco lo estoy a consentir que desde ciertos sectores se propugne una política de “cada uno por su pellejo”. El hecho de que se hayan podido repartir subvenciones de mala manera no invalida el uso controlado y cabal de este recurso de reparto de la riqueza, fomento de actividades culturales y miles de decentes actividades más.
  Que el modelo de estado comunista en estado puro está acabado es algo tan patente como el hecho de que el capitalismo feroz sin más regulación que la de esa invisible mano que Adam Smith propugnaba no tiene futuro. La Señora Historia nos ha demostrado que el Estado ha intervenir en su justa medida, garantizando la igualdad de oportunidades, el juego limpio de la competencia y fomentando aquellas parcelas de actuación  que el libre mercado no es capaz por sí mismo de satisfacer y que aun así tienen un verdadero interés para el bien común, en definitiva fomentando eso que hemos venido llamando la sociedad del bienestar.
  La definición de subvención no es sino” la  partida de dinero que el estado destina a los distintos agentes de las administraciones públicas y que de estos luego pueden partir hacia otras entidades públicas, privadas o a particulares y cuya misión es la de solventar algún proyecto o actividad especial de los mencionados destinos”. En esta amplia bolsa se encuentran sectores tan diferentes como el transporte, la educación, la salud, la agricultura, etc.
  Nadie entendería que no se subvencionara en cierta medida el acceso a el transporte público a diferentes sectores (jubilados, estudiantes, usuarios habituales), que no se becara ( que es sino una subvención individual) a los estudiantes con menos recursos económicos garantizando la igualdad de oportunidades educativas, que no se subvencionaran determinados tratamientos médicos que por su elevado coste o por el espectro de población a la que van dirigidos pondría en riesgo esa sanidad pública y de calidad por la que todos luchamos, dejando a la población indefensa ante los excesos de las corporaciones sanitarias privadas.
  Podría llegar más lejos y afirmar que en un país económicamente paralizado y con un modelo productivo agotado, la deseable construcción de un nuevo modelo puede ser fomentado y auspiciado a través del dinero público-que puede ser la chispa de ignición- en colaboración necesaria con el capital privado. Un ejemplo claro de esto es la necesaria inversión en I+D+I que todo estado debería tener el deber de promover (subvencionar).
  Tal vez la persona a la que va dirigido este post en desesperado esfuerzo por rebatirme podría argumentar que todos los casos que he citado no son aquellos a los que ella se refería que no es lo mismo hablar de educación, sanidad, trasporte o investigación y desarrollo que hablar de subvenciones a colectivos que recoge el anteriormente citado documento ,como la realizada a favor de la “Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales o la de cuantía más voluminosa que son las realizadas a favor de Caritas y Cruz Roja española.
  En definitiva la conclusión que quiero transmitir no es otra que el hecho de que el Estado tiene un papel como garante y estimulo de muchas actividades y por supuesto debe ejercer este papel, lo que no excluye a que un riguroso control de elección impere en las subvenciones. El Estado como representante de la soberanía que cada individuo depositamos en el debe mesurar y apostar por invertir nuestro dinero en aquello realmente necesario, aquello que proteja al ciudadano y favorezca sus intereses. Y…. por favor no caigamos en la radicalización de presuponer que tras los desmanes acaecidos en el pasado la solución pasa por acabar con el Estado.


http://www.boe.es/boe/dias/2013/03/28/pdfs/BOE-A-2013-3380.pdf -Enlace en el que se recogen las subvenciones concedidas a diversos colectivos y asociaciones.


http://www.voanoticias.com/content/obama-anuncia-proyecto-mapa-cerebro/1633086.html -Noticia que en mi opinión demuestra por que otros están a la cabeza y nosotros a la cola.(Con subvenciones y to´)
 

sábado, 30 de marzo de 2013

Pasión e im(posturas) de un alma perdida



  Acabo de terminar el libro Pasiones Romanas de la escritora Maria de la Pau Janer y me ha encantado. Lo recomiendo encarecidamente y, como no podía ser de otra manera al influjo de las Pasiones Romanas he adaptado un Post anterior(Maldita Dulzura),para convertir mi "Pasión"por la lectura  en esta "Pasion e im(posturas) de un alma perdida". Espero no os parezca demasiado malo y podais llegar al final.





  siempre me he preguntado que rige los algoritmos de nuestro comportamiento, que te lleva a tomar una decisión en un momento concreto y como puede esto afectar al resto de tu vida. Tal vez ,la libertad no haya sido, después de todo, un regalo al hombre, sino mas bien el precio a pagar por todos nuestros pecados.
  Siempre la había deseado, siempre había sentido algo especial por ella y sin embargo nunca me atreví  a decírselo. ¿Qué habría pasado si en alguno de esos momentos que compartimos, lo hubiera hecho? ¿Cómo  habrían sido afectadas nuestras vidas? Siempre he sido fan de este tipo de películas en las que el chico retrocede al pasado y un mínimo cambio hace que todo lo que había sido su vida de un giro inesperado.
  Infravalorar las decisiones que tomamos en la vida es algo muy típico de la juventud. Tan solo cuando las consecuencias de estas nos abruman, comenzamos a ver el valor real de esa pesada losa llamada libertad.
  Por aquel tiempo yo había cometido todos los errores que podían ser cometidos: tenía un trabajo mediocre, una mujer a la que no amaba y una hija a la que amaba por encima de todas las cosas, pero que me recordaba cada día cuan mal planificados habían estado todos mis actos. No sé si conocéis esa sensación de ahogo, de caer en una espiral diabólica en la que cada vez te encuentras más cerca del vórtice y más lejos de reconducir tu vida.
   El momento más difícil es quizá el primer te quiero, ese primero en el que no se te eriza el vello, ese que sale como impulsado por algún resorte que te empuja a la auto supervivencia de la impostura. Depues…. Después es todo mucho más fácil, tan solo consiste en dejarte llevar, sumergirte en el día y no sentir. Quizá de vez en cuando una punzada de dolor te golpee y te susurre al oído: “se sincero, aun puedes reconducir tu vida”, o tal vez te lleve mas allá y te grite: “¡Corre!; pero en el fondo sabes que demasiadas cosas te atan a tu cotidianidad, demasiadas cosas que perder pesan en un platillo de la balanza y al fin y al cabo… tampoco estas tan mal.
  Es entonces, cuando has conseguido llegar a ese punto de indolencia, entonces  va  la vida y te sacude. Es en ese preciso momento en que comienzas a sentirte cómodo, a mirar más hacia abajo y menos hacia los más dichosos, es entonces cuando la vida parece que no tiene nada nuevo que ofrecer, en ese preciso entonces fue cuando la vi.
  Fue de lejos al principio, caminaba hacia a mí y yo hacía a ella desde el extremo opuesto de la calle, destacaba entre el grupo de chicas que la acompañaban; la verdad es que, no sabría decir que la hacía especial, quizá fuera ese halo de niña buena que la envolvía,  acompañado de su melena rubia, o simplemente, lo único que fuera especial, lo único que realmente la distinguiera de entre ese grupo de chicas fuera mi manera especial de mirarla. Ella tardo más en reconocerme y pareció dudar entre si saludarme o no, después de todo había  pasado mucho tiempo y… ¿que podía quedar de esos dos adolescentes jugando a enamorarse? Al final, al llegar a mi altura se paro, me miro y dijo “hola”; yo atine torpemente a acertar dos besos en sus mejillas y creo que farfulle algunas frases un tanto incoherentes, ¿ Co…como te va?, ¿Sigues viviendo en Murcia?, a ver si algún día quedamos…… Pronuncie esas frases sabiendo que no pasarían de allí, que ese reencuentro no tendría más transcendencia  que un yo  girando la cabeza para verla alejarse y  esa punzada de deseo en el estomago como recuerdo lacerante de un pasado que no volvería.
  El sol golpeo mi cara colándose en mi habitación a través de la ventana, recordé que no había bajado la persiana la noche anterior  e inmediatamente su figura me vino a la mente. Malas pasadas juega a veces la memoria olvidando que hay cosas que no deben ser recordadas, que deben ser guardadas en un seguro baúl en lo más profundo de nuestra memoria, pero la mente no sabe más que de deseos y aquella noche había pertenecido a ese ,que ardía en mi interior por ella.
  Me levante algo trastocado, pero decidido a volver a mi rutina diaria, a no permitir que el caparazón fuera agrietado y, lo primero que hice al ver a mi mujer fue plantarle un beso en los labios, quizá, de esta manera, pensé yo, pudiera devolver el daño que ya le había causado; pagar el amor que había intentado sentir por ella de manera infructuosa. Ella me quiere y yo siempre lo había sabido, ella siempre ha creído que yo también ; es gracioso como el amor puede llegar a cegar y hacerte vivir ajeno a la realidad que poco a poco te envuelve , a mi me duele, me duele vivir en una impostura, pero que hacer si esta impostura es todo lo que tienes, que hacer si todo lo que has construido no te importa y a la vez sabes que es lo único que mantiene, quizá tan solo en una falsa sensación de tibieza , quizá nada que se le parezca a el ardor que un día entre libros de poesía y minis de calimocho creíste sentir .
  Seguro, si había de definir el término que caracterizaba mi vida era ese. Tan solo una vida sin altibajos, una en la que lo previsible de las tostadas en la mañana  y del beso de buenos días no dejaban paso a ningún agente extraño, a ningún pensamiento alocado que pudiera trastocar ese pacto no verbal entre dos partes que se saben unidas tan solo por lo que un día creyeron sentir. Besos de esos que instintivamente se reparten    sin más emoción que la  del reconocimiento de la no soledad,  besos que no dejan recuerdo, que van y vienen sin que lo percibas de una forma cuasi autónoma,   besos, que en oscuras noches de soledad conspiran para convencerte de  que es lo mejor a lo que puedes aspirar.
  Nunca he creído en el destino, nunca he pensado que las cosas puedan estar predeterminadas, quizá tan solo por un egoísta e ingenuo sentimiento de pragmatismo, quizá tan solo por esa cálida sensación que te aporta la creencia  de tener el control sobre  nuestras vidas. Cuando el sonido del ordenador, avisándome de un mensaje a facebook, me saco de mis ensoñaciones algo se trastoco muy adentro, algo que no estaba dispuesto a dejar entrar y que sin embargo no necesito de mi permiso para hacerlo.
  Es extraño como las redes sociales nos conectan a las personas, como nos permiten saber de la gente que un día paso por nuestras vidas; de una manera callada, sin hacer ruido, sin tener que preguntar, tan solo asomándonos a esa mirilla que nos permite recibir las dosis de melancolía, rabia o alegría por el destino de gente a la que de otra forma seríamos totalmente ajenos y que de esta manera no acabamos de perder nunca. Yo sabía mucho más sobre ella  de lo que me atrevería a aceptar. Un comentario sin importancia con un amigo antaño común, una hojeada a fotos de facebook, una punzada de tristeza cuando se me antojaba ella podía estarlo. Si…, la verdad es que es extraño como nuestra civilización 2.0 conspira para arrastrarnos hacia caminos que ni siquiera nosotros creíamos transitables de nuevo.
 Un simple “Hola!!!!, k tal???” apareció en la pantalla y la duda sobre si contestar desapareció en milésimas de segundo dando paso a una conversación en la que mi torpeza del día anterior pareció disolverse, una conversación extraña entre dos personas que no teniendo en común nada más que un lejano pasado, pareciera charlan todos los días, dándose novedades sobre esas pequeñas trivialidades del día a día que tan solo  somos capaces de soportar e incluso de disfrutar cuando provienen de alguien especial. Cuando ya casi se habían agotado todos los temas  un largo silencio acudió a nuestras teclas, una solitaria y a la vez destructora bomba apareció sobre la pantalla de mi ordenador en forma de “T apetec k quedems y nos ponems al dia???”.
  El simple hecho de planteármelo ya me pareció una traición a esa fachada que había construido de persona responsable, de marido y padre amoroso y sin embargo como si de un autómata partiera mis dedos teclearon con celeridad un “Cuando quieras” T apetc mñan?
  Sentí mi mundo derrumbarse, sentí que iniciaba un viaje del que sabía no volvería ileso y sin embargo esa noche no pude dormir. Aferrado a una almohada que  se me antojaba menos mía que la noche anterior, cubierto por unas sabanas que intentaban me, como si de calladas confidentes intentando llevarme a razón se trataran. Luché, Luché y venció.
  A la mañana siguiente ya sabía que esa tarde no sería una más. Intente aparentar  normalidad en el trabajo mientras oleadas de magma pugnaban por abandonar mi cuerpo. No podía evitar mirarme al espejo, sentirme más joven, revitalizado y abrumado a la vez; me sentía como ese aventurero dispuesto a ponerse en marcha y que no puede evitar esa duda de última hora ante la inminencia de la partida.
  Infidelidad, nunca había  entendido cuales son los motivos que llevan a una persona a ser capaz de llevar una doble vida, a emprender un camino que se sabe de antemano sin salida, a vivir en un mundo en el que la contradicción, el subterfugio y el corto clasismo del deseo no podía en mi opinión compensar a lo bonito de envejecer con una persona a tu lado, de la familiaridad de el rostro conocido. Ahora sin embargo lo entiendo, es tan sencillo como la necesidad de ese chute intenso de adrenalina que da la mentira, lo prohibido; es tan sencillo como un corazón bombeando sangre a un ritmo tan frenético que la sensación de estar vivo no puede ser obviada.
  Aparecí en el lugar acordado unos minutos antes de la hora y digo aparecí por que no recuerdo nada de lo que sucedió en ese” mientras” que transcurrió desde que agarre el volante de mi automóvil y el momento que gire la llave en el parking.
  El paso acelerado de mis pies, acompasado perfectamente con los latidos de mi corazón me acompaño sin descanso desde el parking hasta la plaza. Hacía años que no compartía espacio con ella y sin embargo aun podía rememorar ese leve aroma tan característico, tan suyo que  siempre me había hecho estremecer; hacia tanto tiempo y sin embargo, aun podía cerrar los ojos y revivir cada uno de los momentos que había  pasado junto a ella. Ya casi se veía la plaza y un rampazo de duda recorrió mis entrañas, fue como si mi subconsciente me aconsejara que diera media vuelta y regresara a esa cotidianidad a la que ahora pertenecía y en la que tan seguro me sentía. Haciendo caso omiso y  arrastrado por esa inercia imperiosa de verla de nuevo llegue justo al centro de la plaza, ansioso, pero intentando aparentar una  suficiencia de la que carecía mire a mi alrededor intentando localizarla; unas parejas en una terraza charlando y tomando una cerveza me distrajeron un momento aunque enseguida recobre el norte y continúe andando en círculos descuidados alrededor de la plaza , no sabría decir muy bien porque, quizá por miedo, miedo a que apareciera a lo lejos , caminando hacia mí y todo mi cuerpo se negara a responder, quizá  también por ese primario instinto que te  aconseja que recibirla esperando  no era la mejor forma de reencontrarse y que era mejor localizarla y abordarla con una pose cuidadosamente estudiada y natural; como si de verdad fueran tan solo dos amigos reencontrándose tras un largo tiempo de ausencia, como si nada más profundo que el deseo de ponerse al día y contar anécdotas pasadas subyaciera.
  Al fin la vi, habían pasado tan solo unos minutos desde que yo arribara en la plaza y a mí me habían parecido una eternidad, estaba fumando y el humo de su tabaco se mezclaba rápidamente con el gélido aire del ambiente; de repente repare en que había olvidado mi abrigo y que posiblemente pasaría frio, ¿¡Que mas daba?!. Me acerque a ella desde atrás tomándome tan solo un instante para constatar que seguía siendo la  guapísima chica que yo había conocido 10 años atrás, ahora quizá con un poso de madurez y personalidad en su ropa que la hacían si cabe más atractiva.
  Un simple “hola” dio paso a un momento de una cierta tensión en la que ninguno de los dos sabíamos muy bien cómo abordarnos, aunque pronto este se mudo en esa cercanía y conversación fluida de la que siempre habíamos disfrutado. Fue como si retrocediese a mi más tierna adolescencia, a ese punto en el que todas las decisiones estaban por tomar y no había límites. Ese momento en el que se puede desandar todo el camino y solo tienes que atender a los dictados de tu corazón. Me arrastro tras su aroma a un restaurante donde a el ritmo de vino dulce y un coulant de chocolate compartido caí en una nube, en su nube y desde ese instante solo quise besarla, solo pensé en estrecharla entre mis brazos y poseerla.  No sé si ella era consciente de la forma en que  me atraía, pero desde luego no hacía nada por evitarlo y por supuesto aquella actitud ambivalente me impulsaba mucho más a querer poseer  esos labios sobre los míos.
  Bailar sobre sus labios, sentir su lengua húmeda, deslizándose sobre mi cuello, sentir que el mundo entero dejando de existir y que por unos minutos ese concepto tan etéreo y raramente alcanzable, llamado felicidad, esta a tu alcance. No podía creer que eso me estuviera sucediendo a mí; lo había soñado, había elucubrado en cientos de veces sobre este momento, pero nunca creí que pudiera materializarse: Su cara ardía, quizá también por efecto del calor de mis manos  que la sujetaban como si de esta manera pudieran evitar que en cualquier momento saliera corriendo. Intuyendo que este momento no se repetiría, con la certeza de  que este momento tan solo era la confluencia de alguna suerte de constelaciones a millones de años luz me dispuse a memorizar cada sensación, a guardar en el disco duro de mi corazón cada fotograma, el olor de su perfume, ese gracioso a la par que sensual conjunto que forma su pelo con sus ligeras orejillas asomando tímidas entre el.
   Me dispuse a decirle adiós para siempre, yo sabía que traspasar esa frontera acercaría nuestros cuerpos a la misma velocidad que destruiría lo nuestro (ese algo difícil que definir que siempre nos hizo conectar).A pesar de saberlo me dispuse  a apurar de un trago avaricioso el vaso. …..
Esa noche tan solo importaron dos cuerpos desnudos fundiéndose en uno. Su piso se me antojo  tan extraño, como familiar su cuerpo; su pecho deslizándose por el mío me hizo bendecir a newton y su gravedad, la calidez de sus muslos abriéndose a un yo  derramando  años de espera sobre su cálido interior, su melena rubia olvidando todo pasado formalismo desparramándose por el colchón como si de una angelical aurea se tratara y tan solo yo estuviera autorizado a presenciar el milagro.
Recuerdo música de fondo, no sé si en verdad sonaba o simplemente mi mente puso banda sonora a esas horas en las que Vetusta Morla y su “Maldita Dulzura” sonaban en el acústico de nuestra desnudez, recurrentemente, lanzando sus ondas al espacio  a la misma velocidad en que nuestros cuerpos se recuperaban de cada lance de amor.
 La mañana llego a pesar de que me aferre a ese colchón como naufrago que sabe perdido ante el embate de la tormenta, llego y el amor perlado de gotas de sudor tan solo dio paso a un adiós apresurado sin más futuro que promesas vagas de difícil cumplimiento. Y valió la pena, sin embargo valió la pena, a pesar de que sabía que lo nuestro comenzaba y acaba en mi lengua degustando  el  rastro de mojito de sus labios, mereció la pena. En noches como esta, en que mi corazón yace en la fosa común del desanimo  y  de fondo suena Vetusta Morla, me queda su recuerdo, me queda la certeza de que por un instante mi vuelo alcanzo el bucle de su dulzura para después caer cual Ícaro cualquiera. Maldita dulzura la suya.